Preguntas Frecuentes

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre una cooperativa de viviendas para que puedas tomar decisión con toda la seguridad.

¿Qué es una cooperativa de viviendas?

Una Cooperativa de Viviendas constituye el método de autopromoción por el que un grupo de personas, unidas voluntariamente en torno a un proyecto común, deciden realizar para si la mayor inversión de su vida, SU VIVIENDA EN PROPIEDAD.

Por lo tanto, una Cooperativa de Viviendas es una entidad sin ánimo de lucro, formada por un colectivo que desea una vivienda en un determinado lugar y con unas características concretas, en las mejores condiciones de calidad y coste posible. Esta es la finalidad principal de las Cooperativas de Viviendas.

¿Qué legislación afecta a las Cooperativas de Viviendas?

Las cooperativas están regidas por la legislación tanto estatal como autónoma vigente, sus propios estatutos y sus órganos de gobierno, formado por socios de la misma cooperativa.

Estos órganos sociales son: la Asamblea General, el Consejo Rector y el Interventor. Todas las cooperativas deben cumplir la legislación que se aplica a los promotores de viviendas, respecto a las garantías de las cantidades entregadas a cuenta, y de la calidad en la edificación.

El socio de una cooperativa de viviendas es a la vez promotor indirecto de su vivienda y adjudicatario de la misma. El socio participa, desde el primer momento de su incorporación a la cooperativa, en cada una de las fases por las que atraviesa la promoción a través de asambleas generales y de los demás órganos colegiados de los que forme parte. De dicho seguimiento se obtiene la ventaja de controlar y estar informado en todo momento sobre todos los aspectos de la promoción, pudiendo así conseguir la máxima calidad en la realización de las viviendas.

¿Qué ventajas tiene adquirir una vivienda en régimen de Cooperativas?
  • Económicas: Adquisición de una vivienda a precio de coste o producción, en general, entre un 20% y un 30% por debajo del precio de mercado.
  • Tranquilidad y seguridad: El sometimiento de las cuentas de la cooperativa a una auditoría externa independiente, unido al asesoramiento profesional de la gestora, garantizan al cooperativista la seguridad de su inversión.
  • Participación directa: Los cooperativistas deciden, en igualdad de condiciones, "qué y cómo" se hace. La vivienda será el resultado de sus necesidades y sugerencias.
  • Viviendas de gran calidad: Gracias a la experiencia en la negociación de los contratos de la gestora de cooperativas, permite a los socios obtener a un coste menor, mejores calidades que en la promoción privada.
  • Adaptabilidad: Se facilita la incorporación a las viviendas de los aspectos tecnológicos, medioambientales, de espacios abiertos, higienización y de teletrabajo que las circunstancias exijan.
  • Personalización de la vivienda: En las promociones de cooperativas gestionadas por Aliaria, es posible personalizar cada vivienda, siempre que los criterios técnicos y urbanísticos lo permitan.
  • Apoyo institucional: Debido a que las Cooperativas de Viviendas forman parte de una economía social, son fomentadas y apoyadas en su constitución y desarrollo, por parte de las instituciones.
¿Cuál es el papel de una Gestora de Cooperativas?

Aliaria, es una gestora de cooperativas que lleva 30 años asesorando y gestionando Cooperativas de Viviendas. A título enunciativo, pero ni mucho menos limitativo, el papel de Aliaria es:

  • Ajustar cada partida presupuestaria, de forma que se reduzca el coste final.
  • Que las mejoras repercutan en el socio.
  • Asignar unos honorarios adecuados a la gestión realizada.
  • Anular la especulación en los diferentes estados de la promoción.
  • Abaratar los costes del proceso.
  • Aportar valor añadido para incrementar la calidad de las viviendas.
  • Garantizar el éxito de la promoción.

Aliaria también gestiona una financiación específica "ad hoc" para cada promoción y para cada socio:

  • A través del análisis de cada situación personal, asesora sobre las posibles opciones financieras.
  • Gestiona ante las entidades financieras el crédito promotor mediante el cual se realizará el proyecto, negociando y obteniendo condiciones ventajosas para la cooperativa.